FELCC desbarata red delincuencial que falsificaba cerveza en El Alto

El Alto, 3 may.- La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) desbarató este sábado una red delincuencial que se dedicaba a falsificar marcas de botellas de cerveza en la ciudad de El Alto, producto del operativo se detuvo a 18 personas, se confiscó más de 2.700 cajas de la bebida alcohólica y seis máquinas artesanales para tapas, además de cinco vehículos retenidos y cuatro viviendas precintadas con fines investigativos.

“El operativo, que contó con el apoyo de Inteligencia de la Policía y la Intendencia de El Alto, comenzó muy temprano. El clan familiar compraba cerveza de industrias del interior del país a un costo bajo y rellenaba botellas de cerveza Paceña o cambiaba las etiquetas y las tapacoronas para estafar a los consumidores”, informó en conferencia de prensa el comandante regional de la institución del orden en esa ciudad, coronel Leonel Jiménez.

Policía desbarata red delincuencial que falsificaba cerveza en El Alto
Policía desbarata red delincuencial que falsificaba cerveza en El Alto

Explicó que las personas detenidas están siendo acusadas por falsificación de marcas y contraseñas, pero no se descarta que en el proceso de investigación la imputación se amplíe a daños a la salud, ya que las condiciones en las que la cerveza era re envasada no guardaban la más mínima higiene, además que, de los 18 detenidos, cinco dieron positivo a coronavirus.

Jiménez dijo que la Policía cree haber desbaratado la red principal de falsificadores con el arresto de las 18 personas, presuntamente pertenecientes a un clan familiar, pero anunció que las investigaciones continuarán en las siguientes horas para identificar los alcances de la trama delincuencial.

Un estudio realizado por la consultora internacional Euromonitor determinó que en 2019, las falsificaciones representaron la tercera categoría de mayor relevancia en el mercado ilegal boliviano de bebidas alcohólicas, alcanzando un consumo de 34.725,9 hectólitros. De este mercado negro, el 92,8% de las falsificaciones usan el modus operandi del rellenado de botellas. (ABI)