Paro de transporte en Bolivia no cambia posiciones radicales

La Paz, 25 Feb. (NAN).- Los choferes sindicalizados cumplieron este viernes un paro de 24 horas, medida que se sintió en las ciudades capitales, pero que no cambió la posición de rechazo del gobierno al incremento de tarifas urbanas. A pesar de la protesta el ministerio de Obras Públicas citó a los choferes a una reunión el día lunes para retomar el diálogo.

La medida más contundente se sintió en la ciudad de La Paz y El Alto donde los sindicalizados replegaron sus motorizados dejando sin servicio a los usuarios desde tempranas horas, acompañando su medida con el tradicional control a los pocos conductores de taxis y radiotaxis que salieron a trabajar.

Paro de transporte en Bolivia: Chicotazos para los que no acatan.Varios de ellos fueron sorprendidos en algunos puntos estratégicos y recibieron latigazos por no acatar la medida que trata de arrancar al gobierno una autorización para incrementar las tarifas en el transporte urbano hasta un 24 por ciento; pretensión que fue delegada por la Autoridad de Control Social del Transporte y Telecomunicaciones (ATT) a las alcaldías que tampoco quieren asumir la responsabilidad.

En La Paz y El Alto la lluvia corrió a los manifestantes, mientras movilidades particulares circularon con absoluta normalidad, en tanto el gobierno dispuso camiones de las Fuerzas Armadas para trasladar a muchos ciudadanos de la Ceja hasta el centro de la ciudad de La Paz y viceversa, que tampoco logró cubrir la demanda, mientras la administración pública trabajó con normalidad.

CHOFERES: PARO LLEGÓ AL 90 POR CIENTO

El dirigente de la Confederación Sindical de Choferes, Néstor Garnica, reportó que el paro fue acatado en un 90 por ciento por sus afiliados que cumplieron el control con piquetes de bloqueos y “chicote” a los que no ingresaron a la medida. Incluso en la ciudad de Cochabamba se produjeron algunos incidentes con la rotura de parabrisas.

Garnica informó que este viernes el ministro de Obras Públicas, Walter Delgadillo, remitió una nota por la cual los invita a reanudar las conversaciones el próximo lunes, aunque no observó un cambio de actitud en el gobierno. La confederación trasladó la consulta al resto de sus federaciones para responder en las siguientes horas a la invitación.

En todo caso, ratificó la posición sindical de exigir la nivelación de las tarifas al 24 por ciento, tomando como base el estudio de una hoja de costos, encargado y contratado por el mismo gobierno a una consultora privada que el 2009 entregó recomendando un reajuste en ese porcentaje el transporte urbano.

GOBIERNO: PARO PARCIAL Y NO HAY JUSTIFICATIVO

A diferencia de los choferes, el ministro de Comunicación, Iván Canelas, calificó de “muy parcial” el paro convocado por los choferes, lamentando la actitud de violencia de algunos sindicalizados contra sus propios afiliados que decidieron trabajar.

En una relación porcentual, sostuvo que en Potosí la medida llegó al 40%, en Sucre solo los sindicalizados acataron el paro sin movilizaciones de protesta. En Cobija, al 50 %, mientras que en Santa Cruz, Tarija y Trinidad no se sintió, por el contrario el transporte fue normal, al igual que en algunas ciudades intermedias como Llallagua, Uyuni, Tupiza, Villazón.

Admitió sin embargo que el paro llegó al 100% de los federados en Cochabamba y en Oruro, regiones donde se producen hace varios días medidas de protesta por parte de los choferes, como los ocurridos la jornada de este viernes.

Canelas ratificó la posición del gobierno de considerar injustificado el pedido de reajuste de tarifas, porque los combustibles son subvencionados por la población que no tiene motivo para sufrir los perjuicios ocasionados por una paralización del transporte. //cc