Evo Morales ratifica que la mejor oposición son los periodistas

La Paz, 25 Nov.- El presidente Evo Morales respaldó este jueves las declaraciones del ministro de Hacienda Luis Arce y aseguró que la mejor oposición que tiene son los periodistas y los propietarios de algunos medios de comunicación que, según él, dirigen noticias en contra de su gobierno.

“Tenemos como principal oposición en este momento a los medios de comunicación no hay un partido que nos pueda hacer frente excepto los medios de comunicación” dice una voz atribuida por diputados de la oposición al ministro Luis Arce.

Evo Morales, presidente boliviano.Los asambleístas tarijeños Roy Moroni, Marianela Méndez y Adrián Oliva de la opositora Convergencia Nacional presentaron esa grabación para denunciar y comprobar lo que ellos denominan “complot” urdido por los ministros de Economía y Finanzas Luis Arce Catacora, de Justicia Nilda Copa, de Defensa Rubén Saavedra, de Gobierno Sacha Llorenti y de Transparencia y Anticorrupción Nardy Suxo para derrocar al gobernador de Tarija, Mario Cossío.

“Si eso ha dicho el ministro, respaldo”, declaró el jefe de Estado en una conferencia de prensa realizada en su residencia de San Jorge, convaleciente de su rodilla izquierda, y a pesar de ello salió a la palestra para defender a su gobierno de las múltiples acusaciones sobre una supuesta manipulación de la justicia para perseguir a los opositores.

Para Morales, algunos periodistas salen a las calles a protestar por temor a perder sus fuentes de trabajo y presionados por propietarios de los medios de comunicación. “Eso no es extraño, eso no es una conspiración, es una verdad. La mejor oposición es de la mayoría de los medios”, sostuvo el Jefe de Estado.

La polémica entre el gobierno y los medios se acrecentó durante el pasado mes cuando la Asamblea Legislativa aprobó la Ley de Lucha Contra el Racismo y toda Forma de Discriminación, donde los artículos 16 y 23 penalizan las labores de la prensa y ordenan el cierre de los medios considerados autores de difundir ideas racistas.

Por ese hecho y las otras disposiciones legales como la Ley del Régimen Electoral, las organizaciones de la prensa de Bolivia sentaron denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, aduciendo restricciones a la libertad de expresión, mientras de manera paralela, los periodistas recogían firmas de los ciudadanos para una ley por iniciativa legislativa destinada a derogar el 16 y modificar el 23.

El MAS anticipó en el Senado que no dará curso a esa petición porque no existe un ley que reglamente la recolección de firmas para una iniciativa legislativa y un referéndum, a pesar de las 800 mil peticiones que rechazan la vigencia de esas dos disposiciones.

//cc/ //NAN