Lavadores de autos en aires del Río Seco se ganan el sustento a riesgo de su salud

El Alto 25 nov.- Desde el Distribuidor que se halla entre la Av. Hernani y Santa Fe hasta inmediaciones de la Casa Municipal de El Alto, en los aires del río canalizado de Río Seco, al menos 20 familias se ganan el sustento diario con el lavado de vehículos livianos y pesados que acuden al lugar en busca del servicio.

Ellos estaban asentados antes de la canalización de la cuenca que atraviesa por urbanizaciones alteñas. Una parte se hallan asentados en los márgenes de la canalización que va desde inmediaciones de la Av. Hernani hasta antes del puente Bolivia y desde ese lugar hasta cercanías del frente de la Casa Municipal de El Alto, donde se halla el nuevo despacho de la alcaldesa.

Al menos 20 familias se ganan el sustento diario con el lavado de vehículos livianos y pesados.
Al menos 20 familias se ganan el sustento diario con el lavado de vehículos livianos y pesados.

Los lavadores de vehículos utilizan las aguas del río Seco que son succionados por bombas que funcionan con energía eléctrica. Por el  frío que impera la mayor parte del año en El Alto, los lavadores de auto arriesgan su salud ya que trabajan con aguas heladas.

Ellos compiten con locales de lavado de auto que se instalaron en algunos domicilios de las villas que circundan en Río Seco.

El lavado de auto es otra actividad que permite a los alteños a conseguir ingresos para el sustento de sus familias frente a la escasa creación de nuevas fuentes laborales, ya que en las avenidas troncales de El Alto se instalaron lavadores de vehículos.

// APA / Prensa Alteña