Impuesto al dólar es un blindaje del país ante la crisis extranjera

30 ago.- El Impuesto a la Venta de Moneda Extranjera (IVME) forma parte del blindaje de la economía nacional al ser un elemento de la política de bolivianización que permite al país gozar de estabilidad frente a la crisis internacional, afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera.

“El Estado necesita seguirse bolivianizando (...) Porque es el mejor blindaje a las fluctuaciones de la economía y de la crisis internacional”, dijo García Linera en entrevista con la red UNO, el martes, sobre los objetivos que persigue la implementación del mencionado gravamen.

Vicepresidente Álvaro García LineraAgregó que el proceso de bolivianización impide el desequilibrio económico que causa la subordinación al dólar y que repercute en alzas y bajas abruptas del tipo cambiario.

En ese contexto, recordó que en 1999 la crisis asiática repercutió sobre la economía nacional, que en ese momento se encontraba extranjerizada, y generó un déficit del -7% el año 2000.

Según las autoridades del área económica, la política monetaria y cambiaria establecida a través del Ministerio de Economía y del Banco Central de Bolivia (BCB) permite que el Estado goce de estabilidad económica pese a que la crisis internacional ya golpeó a varios países de la región.

“No es un problema de recursos lo que nos induce a hacer este tipo de medidas, son políticas de medida económica (...) El objetivo es profundizar el proceso de bolivianización”, indicó el ministro de Economía, Luis Arce Catacora.

Añadió que en el marco de la política de apreciación de la moneda nacional que impulsa el gobierno del presidente Evo Morales se logró que los depósitos y créditos en bolivianos pasen del 8% al 75%.

Con el IVME se prevé recaudar cerca de 140 millones de bolivianos al año, es decir, unos 20 millones de dólares, monto que no es significativo, sino indicativo, ya que la economía nacional maneja cerca de 24 mil millones de dólares.

Desmentido

El vicepresidente García Linera aseveró de manera enfática que el IVME no afectará a ahorristas, prestatarios, exportadores ni público en general.

El nuevo tributo, que grava una alícuota del 0,70% por cada cien dólares que vende el sistema financiero, “afecta al empresario banquero (que en 2011) ganó 180 millones de dólares, (de los cuales) 80 millones (captó) por cambiar dólares”, indicó.

El 22 de agosto, el Ministro de Economía indicó que el IVME sólo se gravará al sistema bancario y a las casas de cambio, y que no afectará la operación cambiaria del ciudadano.

Las autoridades estatales recordaron en varias oportunidades que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) controlará que el impuesto no se transfiera a la ciudadanía.

Si alguna entidad financiera transgrede la norma se procederá a su cierre, dijo García Linera.

El tributo se aplicará cuando sea autorizada por la Asamblea Legislativa y se cobrará durante 36 meses a través del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN). (Cambio)