Se descarta que impuesto a la venta de dolares se traslade a las transacciones

La Paz, 27 ago.- La aplicación del Impuesto a la Venta de Moneda Extranjera (IVME) no tiene repercusiones en las operaciones de exportación ni de importación de productos, como los de línea blanca, aclaró ayer el ministro de Economía, Luis Arce.

Afirmó que la nueva ley impositiva “se ha diseñado de tal manera que no es posible la traslación del impuesto al público”, y agregó que los reclamos de los comerciantes mayoristas que importan productos de línea blanca son injustificados y no existe razón para que anuncien un alza de precios al público.

“Esto responde a elementos característicos de nuestra sociedad (...) primero la viveza criolla, cualquier pretexto es bueno para subir los precios, acompañado por la desinformación de los opinadores que tendenciosamente defienden los intereses de la banca y han dicho que el público se verá afectado”, añadió.

Subrayó que los comerciantes seguirán comprando dólares en los topes que fija el BCB y no existirá ninguna diferencia con las operaciones que realizan ahora.

En reiteradas oportunidades las autoridades aclararon que el IVME gravará el ingreso a entidades financieras y a las casas de cambio por la venta de moneda extranjera, y en ningún caso ello afectará la operación cambiaria que realice la ciudadanía.

Uno de los objetivos del programa monetario es “la promoción de la bolivianización, el resguardo de la estabilidad del sistema financiero y la mitigación de choques externos”, sostiene el Informe de Política Monetaria (IPM) del BCB. (Cambio)